Un Corán de Al-Andalus de más de 800 años

Una escuela islámica en el sur de Tailandia asegura poseer un Corán de Al-Andalus con una antigüedad de más de 800 años, aunque expertos españoles precisan que también podría ser un ejemplar magrebí de la misma época.
Mahamalutfi Hayisamae, director de la escuela Samanmit Wittaya en la provincia de Narathiwat, asegura que el Corán, que recibió de un amigo marroquí que vivía en Arabia Saudí, se encuentra en un mal estado de conservación.
El responsable indicó que el ejemplar está relacionado con Abdul Rahman Al Ghafiqi, el militar andalusí del siglo VIII derrotado por el franco Carlos Martel en la batalla de Poitiers, aunque no confirmó si el nombre está impreso en el Corán o no.

Además del supuesto Corán de Al-Andalus, la escuela tiene una extensa colección de coranes antiguos de Egipto, Pakistán, Afganistán, Persia, China, India o Yemen.

“No tenemos suficiente experiencia y conocimiento para proteger estos coranes antiguos, y no tenemos suficiente presupuesto. Antes los guardaba en mi casa, aunque ahora tenemos una habitación especial en la escuela”.

Indicó Mahamalutfi.

Algunos ejemplares cuentan con urnas de cristal y la habitación cuenta con una máquina deshumificadora, pero el director está preocupado por la conservación de los libros. 
En este momento, recibe ayuda del Gobierno para enviar, poco a poco, los ejemplares a Turquía para su restauración.

Allí espera enviar el Corán supuestamente andalusí para que lo restauren y se pueda precisar su origen y fecha de elaboración.
Los profesores Juan Pablo Arias, de la Universidad de Málaga, y María Teresa Espejo, de la Universidad de Granada, indicaron, tras examinar unas fotografías, que el ejemplar tiene características similares a los coranes andalusíes y magrebíes.

“Después de observar las fotos (…) solo podemos decir que por el tipo de letra, decoración y características pudiera ser de tipo andalusí, o magrebí”.

Afirmó la profesora Espejo.

“De todos modos no son elementos suficientes para tomar esta afirmación como concluyente. Habría que verlo ‘in situ’ y tomar en consideración otros aspectos”.

Agrego la profesora titular del Departamento de Pintura.
La profesora, que participó junto con Arias en la restauración de un Corán andalusí del siglo XIII, aseveró que, en todo caso, las características del ejemplar de Tailandia indican que no es de esa misma época.

Según el profesor Arias, “los coranes andalusíes y los magrebíes comparten muchas características por lo que a veces es difícil saber si son de uno u otro lugar (salvo que expresen claramente donde han sido copiados en el colofón o haya otro dato que nos ayude a identificarlo)”.

El experto en lingüística árabe apuntó que la clave para detectar el origen del Corán es estudiar las “notas marginales y otros aspectos materiales (que) también suelen dar algunas pistas (tintas, soporte, tipo de encuadernación)”.
Se estima que hay más de una docena de coranes de Al-Andalus.
Narathiwat, junto con las provincias tailandesas de Yala y Pattani, formó parte del antiguo sultanato de Patani, anexionado en 1902 por Tailandia y donde actualmente el 80 por ciento de la población es malayo-musulmana.

 

Fuente: El Heraldo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *