Rehabilitación de la iglesia de Santa Catalina

Las obras para la integral rehabilitación de la iglesia de Santa catalina desvelan datos desconocidos sobre este importante templo de Sevilla.

Entrar y descubrir la Iglesia de Santa Catalina como era hace siglos, desnuda de los sedimentos de la Historia hasta asomarse al vértigo de sus profundidades y encontrar las tumbas de difuntos que habitaron la Sevilla del siglo XIV. La rehabilitación integral de Santa Catalina está permitiendo descubrir un insólito e inesperado libro de la ciudad. Por ejemplo, el hallazgo de una iglesia anterior de la que no se tenía noticia, a caballo entre el siglo XIII y principios del siglo XIV.

Interior de la iglesia de Santa Catalina (Sevilla)
Interior de la iglesia de Santa Catalina en la actualidad (Sevilla)

Han sido muchos años de incertidumbre, de fútiles y absurdas guerras políticas, de testimonios de alarma por su posible derrumbe y su cierre en 2004. Sin embargo, esta restauración completa, además de sanear el edificio de las humedades y basculamientos que precisamente provocaron su cierre hace diez años, promete revolucionar la bibliografía existente sobre esta joya del gótico-mudéjar.

No se ha desvelado la fecha de su apertura, pero el arquitecto conservador Francisco Jurado Jiménez asegura que al menos hasta 2016 no será posible. Y es que el vaciado de la planta del edificio con metodología arqueológica y la documentación minuciosa de los hallazgos ha retrasado la primera fase de la rehabilitación. De momento, ese saneamiento ha permitido controlar la humedad porque debajo de Santa Catalina parece que corrieran ríos salvajes.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, y el alcalde Juan Ignacio Zoido visitaron ayer la iglesia para comprobar el estado de las obras y firmar un protocolo por el que el Consistorio se compromete a pagar un millón y medio de euros de los tres millones en que está presupuestada la reforma integral.

Asombra entrar y ver las tripas de Santa Catalina. Intacta tal y como debió de ser en el siglo XIV e incluso vislumbrar fragmentos de un pasado anterior, trozos intuidos de la Sevilla almohade y romana.

Iglesia de Santa Catalina (Sevilla)
Conservación y restauración  de la capilla Sacramental de la Iglesia de Santa Catalina (Pinturas murales, retablos, cuadros, rejas, esculturas y mobiliario) del S.XVII.

La arqueología permite descubrir los secretos de este fabuloso hojaldre histórico, porque este edificio es probablemente una de las iglesias más retocadas de la Historia de Sevilla. Cada siglo ha ido añadiendo capas de forma un tanto anárquica por lo que ahora se descubren portadas escondidas, hornacinas tras los retablos, muros en los que estaban adosadas casas, capillas de las que nada se sabía, huellas de arcos desconocidos o criptas sin memoria de sus difuntos.

La Iglesia de Santa Catalina data de mediados del siglo XIV y está construida en un lugar en el que en época romana se encontraba una puerta de la muralla y donde tras la destrucción de la cerca en el siglo XI hubo una mezquita. Sin embargo, los arqueológos no han encontrado huellas de ese edificio más allá del alminar que sirvió como campanario. «Puede que la mezquita se encuentre en el otro lado, en la zona donde se encuentra la calle y la calzada, pero no está en los cimientos de la iglesia», aseguran el arquitecto Francisco Jurado y la arqueóloga Olga Guerrero.

Las puertas de Sevilla
Conoce la historia de La Muralla y Las Puertas de Sevilla antes de su desaparición.

Pero sin duda el gran dato que ha desvelado por el momento esta intervención es que existió una iglesia primitiva cuyos pilares no coinciden con la actual. De hecho, la fisonomía de este edificio era diferente ya que la nave central era más estrecha, los arcos eran cuatro en lugar de tres y posiblemente más bajos y de herradura.

Arcos por cierto semejantes al que aún se puede ver camuflado tras la portada actual, que se colocó en 1930 y que en realidad perteneció a la Iglesia de Santa Lucía. Una prueba más del palimpsesto complejísimo de esta iglesia llena de añadidos de cada siglo.

El arquitecto conservador muestra las ‘raíces’ del edificio, en una cota a unos ochenta centímetros por debajo del pavimento actual. «Hubo un cambio drástico porque se intentó ganar altura. Estamos atando cabos, porque no sabemos si la iglesia que hoy conocemos comenzó a levantarse tras derrumbarse ésta que ahora estamos descubriendo», explica refiriéndose a la posibilidad de que el terremoto de 1356 provocara esta transformación total.

En esa profundidad aparecen enterramientos que están siendo analizados. Junto a los restos hallados de una pila bautismal existe una zona que podría ser el limbo, por albergar cuerpos de niños no bautizados, mientras que en la zona del ábside se ha descubierto el enterramiento de un personaje principal pero que aún no se sabe quién es.

Una de las novedades de la Iglesia de Santa Catalina que resultará tras esta profunda intervención es la creación de una cámara subterránea visitable y que servirá para ver la iglesia subterránea anterior, un espacio en el que se podrá leer el edificio en contexto histórico.

Iglesia de Santa Catalina (Sevilla)
Santa Catalina, fosas halladas

La arquitecta conservadora Silvia Fuentes también añadió que se recuperará la decoración de sebka de la fachada sur del campanario que había desaparecido por anteriores intervenciones y que han descubierto en una fotografía de J. Laurent del siglo XIX.

Zoido aseguró que con esta intervención se pone fin «a una situación que no tendría que haber ocurrido con la iglesia cerrada desde 2004 y que se tenía que haber evitado porque, además ocurrió en una época de bonanza económica». Y aludió a la guerra que mantuvo con la Junta precisamente por Santa Catalina:

«Hubo declaraciones alarmantes y proyectos contradictorios. Por eso, cuando las cosas no se hacen y no intervienen otras administraciones tiene que salir el Ayuntamiento».

El arzobispo Asenjo, que durante tiempo estuvo en medio del fuego cruzado, pidió un deseo:

«No nos acostumbremos a ver las iglesias hundidas».

 

Fuente: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.